Novedades Quaterni

quaterniLogo

Desde el lunes 25 de Mayo están disponibles a la venta en  librerías los dos manga clásicos de Soseki Netsume: Kokoro y Soy un gato. Dos obras muy divertidas y con unas maravillosas ilustraciones.

Soy un Gato

La vida de un disparatado grupo de personajes vista desde los ojos de un entrañable e inolvidable felino.

Adaptación al manga (realizada por Tirol Cobato) de la obra cumbre de la literatura japonesa que con grandes dosis de humor y sarcasmo constituye una acertada sátira a la sociedad nipona de finales de la era Meiji.

quaterni01

Kokoro

La conmovedora historia de amistad entre un joven discípulo y su sensei. Una inolvidable lectura y un canto a la vida así como a la belleza de las cosas.

La obra maestra de Soseki en una manga de colección (adaptación realizada por Nagi Yoshizaki)  que acerca al gran maestro de las letras niponas a todo tipo de lector.

quaterni02

El autor original de la historia original: Sōseki Natsume (1867-1916)

Nacido en el seno de una familia de funcionarios públicos, descendiente de un linaje de samuráis venido a menos, sus padres lo entregaron en adopción a la edad de dos años.

En 1884 se matriculó en la Universidad de Tokio para cursar Arquitectura pero acabó estudiando Lengua Inglesa. Tras graduarse comenzó a impartir clases como maestro en una escuela rural de la isla de Shikoku. Inspirándose en aquella época y en sus relaciones con los alumnos, escribiría en 1906 Botchan.

Recibió una beca de la Universidad de Tokio para estudiar en Londres, ciudad en la que estuvo viviendo 2 años. A su regreso, comenzó a trabajar como catedrático de filología inglesa en sustitución de Lafcadio Hearn, pero se terminó alejando de la docencia para dedicarse por completo a la escritura. Soy un gato, una de sus primeras novelas, fue publicada en 1905, apenas dos años después de su vuelta.

A los 40 años comenzó a escribir artículos y críticas literarias en el diario Asahi, uno de los tres periódicos más importantes del país. Su trabajo como periodista le permitió dedicarse a su gran pasión: la escritura. Así en 1914 escribió Kokoro, la obra cumbre de las letras japonesas.

Tan solo dos años después fallece en Tokio a la edad de 49 años a causa de una úlcera de estómago. A pesar de que su carrera como escritor se desarrolló en unos escasos 10 años, hoy en día es reconocido como el gran maestro de la literatura japonesa y su fama es tal que su imagen se ha utilizado en los billetes de mil yenes.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *