¿Originalidad o anquilosamiento?

Hace muy poco me llegó una imagen de esas que circulan bastante por Internet utilizando como base diversos animes para dar algún mensaje u opinión. No suelo hacerles mucho caso, o como mucho un vistazo rápido, pero este me llamó poderosamente la atención pues era mucho más de lo que parecía, y en el fondo tenía muchísima razón en lo que decía.

AnquilosamientoBajo el título de Estrenos anime de Primavera 20XX venía a confirmarme algo que ya hace tiempo que estoy comprobando, aunque en este caso quizás lo hayan llevado a un nivel realmente extremo. Pero sobre todo me ha hecho pensar más a fondo si el mundo del anime está totalmente anquilosado, o todavía muestra una cierta dosis de originalidad. ¿Vosotros qué pensáis? ¿Está muerta la creatividad en el anime?

Como podéis ver en la imagen, las temporadas de anime cada vez se reducen más y más a alguna serie moe con cuatro chicas, una o más series de tipo harem sin ningún contenido interesante, series que casi podrían considerarse como pedofilia encubierta, series que parecen prometer ser un gran éxito pero que al final son una gran decepción, series creadas únicamente por el fan service, algunas que a causa de la censura pierden todo su sentido hasta que salen en DVD o BD, series creadas exclusivamente con el fin de promocionar algún tipo de juego o merchandising, la serie de mechas de turno que es incapaz de llegarle a la suela de los zapatos a las grandes producciones en este campo del pasado, OVA’s y películas para seguir explotando el éxito de series anteriores, o incluso temporadas adicionales de series antiguas de éxito pero que han bajado mucho en cuanto a calidad, y finalmente series que tienen un argumento excepcional pero que acaban echándose a perder bien por exceso de fan service, bien por una excesiva complicación en la trama, bien por tratar de explicar una historia en demasiado pocos capítulos.

Personalmente creo que la cosa no es terminal como sugiere la imagen, pero si que es bastante grave. Hace unos años (no tantos), había series interesantes, buenas historias, temas que te atrapaban… pero actualmente cada vez es más difícil encontrar productos de calidad. No se las causas reales detrás de esto, pero probablemente sea la voluntad de contentar al máximo número posible de potenciales espectadores, y una sobreexplotación de los éxitos que, al final, acaban no contentando a nadie. Y la verdad, es una lástima. Aunque la parte positiva es que de esta forma acabas disfrutando mucho más cuando encuentras una serie realmente interesante. ¿Vosotros qué creéis?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *