Shimada Kai, de Hakuouki a la vida real

0

Los Shinsengumi fueron unos personajes valientes que vivieron hace muchos años y que dieron su vida por aquello que creían que era lo correcto. Sin embargo, al margen de los “famosos Shinsengumi” también hubo personas, sus segundos al mando, que también significaron mucho en esa época y uno de ellos fue Shimada Kai.

La infancia de Shimada

Shimada era el segundo hijo de un ogaki de un clan familiar llamado “Kondo”. En agosto de 1841, cuando sólo tenía 14 años, el río Kiso (Kisogawa) creció y se desbordó llevándose algunos materiales que estaban al cuidado del padre. Él tomó la responsabilidad por ello y cometió seppuku.

Tras la muerte de su padre, Shimada fue a Edo en donde entrenó en el dojo de Tsubouchi Shume. Allí fue adoptado por otro ogaki que lo llamó Shimada.

En esa época Shimada frecuentaba un dojo en Edo donde había conocido a Nagakura Shinpachi llegando a convertirse en grandes amigos.

El estilo con la espada de Shimada no era muy bueno y parece que no obtuvo el título de maestro.

Shimada en los Shinsengumi

Shimada se unió a los Shinsengumi poco después de su formación en 1863 cuando contaba con 36 años. Primero trabajó de espía pero, tras la Batalla de Ikeda-ya, se convirtió en sargento de la unidad de Nagakura y trabajó en esta posición hasta el final en Kyoto e incluso más allá de la Guerra Boshin.

Cuando Shinpachi abandonó los Shinsengumi trató de que Shimada se fuera con él pero se quedó al lado de Hijikata. De hecho lo siguió a Hakodate y le sirvió de guardaespaldas durante un tiempo.

Existe una leyenda que dice que Shimada estaba al lado de Hijikata cuando éste murió pero no puede ser cierta porque Shimada era uno de los hombres que defendían Benten Daiba.

Después de ser “perdonado” en 1873, fue liberado en Edo.

El final de Shimada

Parece ser que después de ser liberado, Shimada volvió a Kyoto y, durante un tiempo, montó una tienda de accesorios de altares budistas. En 1876 abrió un dojo y enseñó a luchar con la espada pero los alumnos descendieron en 1886 teniendo que cerrar.

Shimada podría haber vivido una vida mejor porque Enomoto le invitó a trabajar para el Gobierno Meiji pero se negó alegando que “no iba a trabajar para los viejos enemigos de los Shinsengumi”. Tal fue su devoción que, en su recuerdo, escribió que amaba a los Shinsengumi desde el fondo de su corazón.

El último trabajo que tuvo fue el de guardia nocturno del Templo Nishihonganji en Kyoto (el templo que había sido uno de los cuarteles de los Shinsengumi).

Shimada falleció por una enfermedad cerca del templo el 20 de marzo de 1900 a la edad de 73 años.

Shimada y el amor

Shimada era un hombre bastante alto (182 cm) y pesado (150 kilos) con una fuerza hercúlea. De hecho, por su aspecto a veces lo confundían con un luchador de sumo y solía intimidar a la gente. Pero, a pesar de su aspecto, era una persona muy amable.

Por extraño que parezca, Shimada era incapaz de beber una gota de licor. Sin embargo, le encantaban los dulces y lo que más las tortas de arroz rellenas de crema de judías (solía comerse 20-30). Años después comenzó a hacer su propia crema de judías añadiéndole mucha azúcar (era el único que conseguía comérsela).

Con respecto al amor, Shimada se enamoró de una mujer que atendía en la corte de un noble de la familia Tanbaya (podía ser su hija adoptiva). Su nombre no se sabe pero podía ser algo así como “Okaki”. Era 12 años menor que Shimada y medía sólo 121 cm. Era una buena mujer y, por lo que se supone, muy hermosa.

Se casaron el 15 de agosto de 1865 y, por lo que parece, tuvieron muchos hijos: El primero nació en marzo de 1866, el segundo el 28 de septiembre de 1871, la tercera (hija) en junio de 1874, el cuarto, Seijiro, en agosto de 1876. En diciembre de 1879 tuvo a su quinto hijo y en 1884 llegó el último de ellos (cuando Shimada cumplía 57 años).

Shimada en Hakuouki

A decir verdad Shimada en la primera parte del anime apenas aparecía y era uno de los personajes secundarios que pasaba más desapercibido.

Sin embargo, en esta segunda temporada del anime las cosas han cambiado y se le da algo más de protagonismo con lo que puedes ver cómo ha sido retratado.

La caracterización parece que es muy fiel al de verdad. No podemos conocer todos los aspectos de su vida, porque es un secundario, pero ahí se queda. Quizás hubiera deseado verlo comiendo esas tortas de arroz o entrenándose con Shinpachi (en el capítulo 3 de Hakuouki Hekketsu-roku se ve cómo entre los dos había una gran amistad, aunque Shimada escogiera al final quedarse al lado de Hijikata).

Fuente | Shinsengumi no Makoto

Otros personajes de los Shinsengumi:

0

0 comentarios sobre “Shimada Kai, de Hakuouki a la vida real

  • Pingback:Bitacoras.com

  • el 08/11/2010 a las 2:58 pm
    Permalink

    Yay!! Muchísimas gracias por otra biografía tan completa!!!

    Quién hubiera pensando que la vida de Shimada sería tan interesante, la verdad es que al ser de los personajes secundarios no le había dado mucha importancia hasta ahora, pero después de leer el artículo ha subido mucho en mi estima, sobretodo por su gran devoción hacia los Shinsengumi.

    A mí también me hubiera gustado verle en más escenas con Shinpachi, seguro que sería divertido verlos haciendo un concurso de tortas de arroz xD

    Gracias de nuevo por vuestro esfuerzo!!! Esperaré la siguiente historia con ansias!!! ^_____^

    0

    Respuesta
  • el 11/11/2010 a las 10:43 pm
    Permalink

    wooow!!!!!
    y pensar que ignoraba la existencia de Shimada!!!!!!
    es un hombre interesante y leal!!!!
    adoro a esa clase de hombres *-*,

    0

    Respuesta
  • Pingback:Yamazaki Susumu, de Hakuouki a la vida real | ST Nyusu.com

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *